vida universitaria

El botellón

Como les había dicho en mi perfil, no soy de los que creo que la vida universitaria sea sólo estudiar y estudiar, dejarse la cabeza, salud y la vida en una carrera. Siempre hay un poco más que eso y ¿por qué no? Un poco de diversión y fiesta siempre puede formar parte del panorama.

Así que hablemos del famoso botellón, les cuento que tras pasar por algunos con mis compañeros me pregunta un amigo extranjero que por qué se llamaba así y me quedé sin poder responder. Para mí es un término natural, pero parece que no lo es en todo el mundo, así que como buen estudiante me puse a investigar y resulta que es un término extendido en España apenas a finales del siglo 20 y como ya muchos saben, consiste en la ingesta de alcohol en la vía pública.

Ya más científicamente lo conocen los sociólogos como “Reunión masiva de jóvenes de entre 13 y 24 años fundamentalmente, para consumir grandes cantidades de bebida alcohólica que han adquirido previamente en comercios, escuchar música y hablar”.

Desde el punto de vista de este humilde universitario, no es más que un compartir con tus compañeros, una forma de distraerse del día a día y que no necesariamente requiere grandes cantidades alcohólicas. Cada quién elije la razón y la forma como quiere practicarlo y eso sí, aunque estoy 100% a favor de las actividades de esparcimiento, también admito que en el fondo entiendo las causas por las que ha sido prohibido en tantos lugares. Soy consciente que cuando bebes la higiene, orden y control no vienen de la mano.

Por lo que me sumo a los amantes de la fiesta ¡pero con consciencia!

Estándar