consejos, Sin categoría, vida universitaria

Hack: Café y Siesta

cafeina_glucosa_cerebro_p

Tal vez no seas de ese tipo de estudiantes que deja toda la estudiada para último minuto. De hecho, si no lo eres ¡felicidades! Realmente la mejor manera de aprovechar el estudio en general es irlo haciendo poco a poco durante el periodo estudiantil. De esa manera los últimos días solo ocuparías unas cuantas horas para repasar lo aprendido. Pero si eres de esos que dejan el estudio para última hora, seguro eres de los que se acuesta hasta muy tarde en la noche o se despierta muy temprano a terminar lo que tienes pendiente. La verdad es que creo que todo el mundo se ha visto en esa situación alguna vez. A veces hay temas tan difíciles de estudiar que mejor se posterga y al final estamos como locos intentando entenderlo todo.

Pero les quiero pasar un consejo muy útil para aquellas personas que luego se ven a sí mismos cabeceando y tratando de no dormirse. Si te gusta el café, te sugiero que te tomes una taza y te duermas de una vez 20 minutos. Vas a poder conciliar el sueño por que el cuerpo aun no asimila la cafeína. Pero para cuando te despiertes, la cafeína ya estará en tu torrente sanguíneo. Por lo que aparte de que estarás más descansado, estarás activo por mucho más tiempo y podrás ser más eficaz en tus estudios. En caso de que no te guste el café, puedes hacer lo mismo con una lata de redbull.

Este pequeño hack de vida es muy útil para esas veces que te encuentras ya muy cansado, porque aparte permite que tu mente se despeje un momento para ya luego volver a los estudios con más ganas. ¡Inténtalo!

Estándar
Sin categoría

ESTRÉS UNIVERSITARIO

descarga (4)

Según los estudios psicológicos realizados los años pasados los jóvenes universitarios son una de las tazas mas altas de personas afectadas por el estrés, mas en temporadas de exámenes.

El estrés no solo afecta al rendimiento mental sino también a la salud, ya que el estrés puede provocar ausencia del hambre, lo cual lleva a enfermedades gastro-intestinales como la gastritis, el insomnio por preocupación o exceso de cafeína.

Todos hemos pasado por etapas estresantes, algunos son mas sensibles a ello y otros menos,  sin importar cual sea tu nivel de tolerancia de estrés aquí te damos unos tips para que tu vida de universitario sea mas relajante.

Primero: Organízate. Has un plan de estudio en el cual incluyan pausas de comida y mínimo 8 horas de sueño seguido, lo cual ayuda a tu rendimiento mental.

Segundo: come bien. Tomate un tiempo para comer saludable y balanceado puedes investigar algunos alimentos que ayudan a la concentración. Y no se te olvide el desayuno! La comida mas importante y mas para un universitario. Tomar algún suplemento alimenticio te ayudara, mas no debe ser sustituto de algún alimento.

Tercero: tomate un tiempo para ti. Date un tiempo para practicar alguna actividad que te desestrese, así sea salir a correr, leer un libro, caminar, hacer algún deporte, pintar, etc.

Ahora si!  A desestresarte y a cuidarte en tu vida de estudiante.

Estándar
Sin categoría

Despedidas, despistes, despertar

Después del último examen de la selectividad me eché una larga siesta porque a la noche teníamos una ceremonia de despedida en el instituto. Nuestro instituto era muy campechano y por eso la ceremonia consistió en piscolabis y visualización de videos embarazosos de nuestro paso por la institución. También hubo un karaoke y los profesores nos dieron vergüenza ajena por última vez. Miento, hubo más vergüenza ajena cuando se vinieron con nosotros de fiesta pero habíamos bebido unos cuantos tragos y de borrachera todo es más aceptable.

Tenía todo el verano para pensar qué me iba a llevar a la Universidad y hacer la maleta pero lo dejé para el día anterior. Planché mi ropa, guardé como pude todo lo que creía iba a necesitar, y me olvidé de cosas importantes. Mi madre tuvo que mandarme por correo el aparato de dientes y algún otro cachivache.

Mientras veía mi casa alejarse desde el coche me di cuenta de que ya no podía depender de mis padres para que me solucionaran la vida. Tendría su ayuda incondicional y desinteresada pero tendría que luchar por todo lo que quería conseguir. La comida ya no iba a aparecer en el plato.

Sentí que acababa de despertar de un largo sueño.

Estándar
Sin categoría

Pre universidad, pre matrícula, preocupación

La Selectividad. Esa semana que decide tu futuro, y si lo tienes.

Viví esa semana con cemento en el estómago. El primer día perdí el tren que me llevaba al centro de estudios donde se celebraban las pruebas y tuve que patearme tres paradas de tren. Por suerte llegué con tiempo aunque mi empecé el examen sudando y oliendo mal. El vigilante de mi aula olía peor, estaba borracho y el aroma a vino llegaba hasta la última fila. Durante el examen salió del aula y muchos aprovecharon para copiar. Yo estaba demasiado nervioso para intentarlo.

El segundo día olvidé el papel de los códigos que nos dijeron que no nos olvidáramos de llevar. Tuve que llamar a casa para que mi madre me los dictara durante el examen. Perdí la mitad del tiempo que me daban para traducir un texto del latín al castellano y me preparé para ver muy rebajada mi media.

El tercer y último día en el examen de filosofía debido a un error en la redacción de nuestros test tuvimos que esperar una hora para recibir el nuevo examen. Durante esa hora nos dejaban repasar. De nuevo el cemento de mi estómago no me dejó ni ojear los apuntes.

Pero al final saque la media, si no no estaría aquí.

Estándar